Las mascotas son vida en cuatro patas, son la alegría de tu casa, pero es cierto que también ensucian. Te puedes encontrar con la situación de que tu perro embadurne de lodo el suelo de tu casa…justo cuando acabas de limpiarlo. O que tu gato derrame su comida junto a su comedero y así lo propio de cada animalito. Hasta los canarios como buenos seres vivos, ensucian. Pero debes saber que la limpieza y las mascotas no están peleados. Para no enturbiar la alegría de vivir con animales, a continuación te ofrecemos algunos consejos útiles de limpieza.

La limpieza y las mascotas

Para nuestros compañeros emplumados

Igual que mantenemos nuestros propios hogares limpios, también deberíamos eliminar la suciedad de las zonas donde viven y se alimentan nuestras mascotas. Esto significa:

  • Limpia la jaula de tu pájaro con un cepillo y agua caliente, sin desinfectantes ni detergentes químicos.
  • Las jaulas especialmente grandes también se pueden limpiar con una limpiadora de alta presión.
  • Enjuaga rápidamente los recipientes de comida después de usarlos o y escúrrelos bien antes de volver a usarlos.
Nuestros queridos peludos

Los perros, los gatos y los roedores tienen una cosa en común: todos ellos sueltan pelo. Por eso, aspirar y limpiar de forma regular es lo más importante. Si no quieres sacar la aspiradora cada vez, te recomendamos la escoba eléctrica inalámbrica. Es mucho más rápida y mucho más eficaz que usar la escoba y el recogedor tradicionales . El eliminador de pelusas al que se adhieren los pelos de tus mascotas, está especialmente diseñado para limpiar tu sofá. Y para evitar que los pelos caigan en el suelo y encima de tus muebles, solo debes cepillar regularmente a tus mascotas.

Después de los paseos

No importa de donde vengas. Da igual si fuiste a dar un paseo, a entrenar, a jugar en el parque o a dar un paseo de la playa con tu amigo peludo. Para asegurarte de que tu perro traiga la menor suciedad posible a tu hogar limpio, una colchoneta para mascotas será una primera solución.

  • Para los pies mojados: Colchonetas en la entrada.
  • Patas lodosas: Mantén una toalla junto a la puerta.
  • Baño de pies para las patas muy sucias: pon cada pata en la bañera por turnos, o limpia con un trapo

Como te puedes dar cuenta, la limpieza y las mascotas no están peleadas. Te recomendamos tener los productos Karcher a la mano, para hacerlo más fácil.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 2 = 3