Muchos monumentos históricos de todas la épocas son difíciles de mantener en buen estado, ya sea por su gran tamaño o por la dificultad de acceso para su limpieza. Es por ello que la limpieza de monumentos por Karcher, ya es de todos conocida.

Existen muchas compañías que se dedican al negocio de restaurar el patrimonio histórico de la humanidad. Entre todas ellas destaca Karcher. En muchos países de Europa y América como Francia, Reino Unido, Alemania, Polonia, Rusia, Estados Unidos o México, ha dado lugar incluso a un nuevo verbo: karchear (limpiar).

¿Desde cuándo existe la limpieza de monumentos por Karcher?

La compañía Karcher, como ya te hemos contado, fue fundada en 1935 por el inventor alemán Alfred Karcher. Inventó la primera hidrolavadora a presión de la historia moderna. Hoy en día la empresa sigue siendo operada por la familia y es líder mundial en tecnología de limpieza y equipos militares de descontaminación. Al mismo tiempo que fabrican hidrolimpiadoras domésticas son el principal proveedor de sistemas de limpieza para la OTAN y el ejército norteamericano.

Karcher posee un programa de patrocinio cultural (además de otro de responsabilidad medioambiental y un patrocinio directo de SOS Aldeas Infantiles). Lo que hacen a través de ese programa cultural es, como decíamos al comienzo, limpiar y restaurar monumentos del patrimonio histórico que, por sus características, resulta complicado acometer. ¡Y lo hacen gratis!

En los últimos 35 años llevan más de 90 proyectos completados en dicho programa, como la limpieza del Cristo de Río de Janeiro en 1980, de la Estatua de la Libertad de Nueva York en 1985, los Colosos de Memnón en Luxor en 2003, o el Monumento del Monte Rushmore en 2005.

Han llevando a cabo la limpieza reconstituyente de la catedral de Aquisgrán en Alemania, en colaboración con la UNESCO. Usando su propia tecnología de hidrolavadoras a presión, eliminan la materia orgánica de los muros, los hongos, líquenes y musgos, así como los excrementos de aves de la mamposteria. El objetivo, igual que en los proyectos anteriores, es preservar el edificio en el largo plazo, sin dañar el material subyacente, para la posteridad.

Es otro de los increíbles proyectos de Karcher, ¿Los conocías?

Categorías: Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

38 + = 40