El mármol es uno de los materiales más elegantes que tenemos a nuestra disposición. Se puede utilizar en elementos de decoración, suelos, azulejos, paredes, etc. Pero ¿qué pasa cuando se ensucia? En este artículo te damos algunos consejos para la limpieza del mármol.

La delicada limpieza del mármol

El mármol, con su característico veteado, es un material lujoso, atractivo, y con grandes posibilidades decorativas. Sin embargo, tiene dos desventajas que atañen a su limpieza: en primer lugar, es que es un material poroso que absorbe rápidamente los líquidos, haciendo que la suciedad quede incrustada; y, en segundo lugar, es muy delicado, por lo que hay que tener cuidado con los productos de limpieza que se vayan a usar.

Consejos para el diario

Para la limpieza rutinaria del mármol lo aconsejable es usar únicamente agua para evitar que se desgaste y pierda su brillo y atractivo natural. Tanto si es una cubierta, como suelos o paredes, debes seguir estos pasos:

  • Llena una cubeta con agua caliente.
  • Sumerge un trapo de microfibra en el agua.
  • Limpia toda la superficie a tratar.
  • Seca la zona con un trapo limpio para que no queden manchas.

Limpieza esporádica

Si lo que quieres es hacer una limpieza más profunda y esporádica, puedes usar algún producto PH neutro. El mármol puede ser susceptible a los ácidos.

  • Llena tu cubeta con agua tibia y añade un poco de jabón neutro.
  • Aplica la mezcla sobre la superficie con una jerga o trapo de microfibra.
  • Aclara con otro trapo humedecido en agua.
  • Seca completamente con un trapo limpio.
  • Te recomendamos que pruebes con las máquinas de vapor de Karcher. Es una opción excelente para hacer la limpieza del mármol.

¿Quieres desinfectar?

El cloro es el producto estrella para limpiar y desinfectar, pero nunca debe usarse sobre el mármol. En su lugar, te sugerimos usar vinagre, aunque no de forma habitual ya que su uso constante puede hacer que su brillo se apague.

  • Mezcla agua y un chorro de vinagre.
  • Aplica la mezcla sobre la superficie con un trapo o un mechudo.
  • Deja actuar unos minutos (no más de dos).
  • Enjuaga completamente con agua. Es importante que no queden restos de vinagre para que este no degrade el mármol.
  • Seca con un trapo limpio.

Limpieza del mármol negro

¿Tu mármol negro se ha vuelto amarillento? Esto es porque normalmente se les aplica una capa de cera ya que la superficie es porosa. Para devolverlo a su tono habitual, te recomendamos mezclar agua y vinagre y aplicarlo con un cepillo de dientes o similar. Acuérdate de secarlo para asegurar que la humedad no afecte a la pieza, ¡y listo!

Esperamos que nuestros trucos de para la limpieza del mármol te sean de gran utilidad y que cuides los espacios que tienen este material para que siempre luzcan lindos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

50 − 42 =